Cuando las personas asisten a tiendas de grandes superficies (supermercados), tiendas de conveniencia, farmacias o establecimientos similares, pueden detallar que cada producto se encuentra en un orden específico para que el consumidor lo pueda obtener con facilidad. Esto es gracias a una óptima labor de almacenamiento y distribución en estanterías.

Por otra parte, la labor de almacenamiento también consta de aquel trabajo de aprovisionar los productos que aún no están en el punto de venta y que requieren de un control específico para su distribución.

Estas actividades tienden a ser confundidas en “almacenamiento” y “centro de distribución”. De acuerdo con la plataforma Shopify, “un almacén provee sólo almacenamiento, mientras que un centro de distribución guarda los productos, pero también completa las órdenes”.

Asimismo, sea cual sea el sistema que se emplee para realizar este tipo de actividad y, según Shopify, los elementos más idóneos para realizar un buen trabajo de almacenamiento que ayuden a fabricantes, distribuidores y minoristas a monitorear mejor el inventario son:

1. “Sistemas de estantería y estantes que ofrezcan capacidad máxima de almacenamiento y acceso fácil a los productos.
2. Sistemas de control de clima para los productos guardados. Esto es particularmente importante para productos congelados o para aquellos que requieren refrigeración, incluyendo ciertos productos farmacéuticos o de laboratorio, y otros que se dañan si se exponen a mucho calor.
3. Software de control de inventario que le dice al dueño del producto -que no necesariamente es el dueño del edificio- donde están las unidades individuales en sistema todo el tiempo.
4. Equipos que pueden mover productos del punto A al punto B – montacargas, gatos de plataforma, contenedores que guardan los productos para las órdenes, y cintas transportadoras, por ejemplo.
5. Envío de suplementos para completar órdenes.
6. Gente que carga los productos al almacén y otros (“recogedores”) que completan las órdenes en un verdadero centro de distribución, más aquellos que manejan el lugar y la operación.
7. Seguridad para proteger los productos guardados.
8. Acceso a un transporte que sea efectivo en términos de costo y que lleve los productos adentro o los mueva afuera mientras las órdenes se completan. Esto a menudo significa acceso fácil a autopistas interestatales, líneas de ferrocarril o aeropuertos”.

Por otra parte, en cuanto a la operación de esta actividad, existen normas que amparan la seguridad y bienestar de las personas encargadas de realizar este tipo de labores.

Por ello, se publicó el 26 de diciembre de 2017 en el Diario Oficial de la Federación (DOF), un proyecto denominado: “Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-006-STPS-2017, almacenamiento y manejo de materiales mediante el uso de maquinaria-condiciones de seguridad en el trabajo”, el cual, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social pretende:

“Establecer las condiciones de seguridad y salud en el trabajo que se deberán cumplir en los centros de trabajo para evitar riesgos a los trabajadores y daños a las instalaciones por las actividades de almacenamiento de materiales, así como por su manejo mediante el uso de maquinaria”.

Por su parte, Grupo Omese recomienda a las empresas que brinden servicios de almacenamiento o compañías que según su giro de negocio realicen también estas actividades como los retailers, acatar las normas respectivas en aspectos de seguridad, salubridad y manejo de herramientas y equipos, así, evitar sanciones de las autoridades respectivas y medidas que afecten las operaciones.

Si deseas conocer más información sobre servicios de almacenamiento o control de almacenes, te invitamos a dar clic en este ENLACE.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *